observa.es.

observa.es.

Autillo de Floreana

Autillo de Floreana

Introducción

Si eres un amante de la observación astronómica, seguramente sabrás lo importante que es el silencio, la oscuridad y la tranquilidad que rodea a los lugares donde se pueden hacer observaciones precisas y detalladas. Pero, ¿alguna vez te has detenido a observar a los animales que también habitan en esos lugares? Si es así, entonces este artículo te resultará sumamente interesante. Hoy queremos hablarte acerca del autillo de Floreana, una especie de ave de la familia Strigidae y endémica de las Islas Galápagos, especialmente en la isla Floreana.

Descripción del autillo de Floreana

El autillo de Floreana es un pequeño búho que mide alrededor de 20 centímetros de largo y pesa aproximadamente 130 gramos. Son aves robustas, con una cabeza grande y redonda, ojos grandes y redondos y un pico corto y curvado. El color de su plumaje varía entre marrón oscuro y marrón rojizo, con manchas blancas en el pecho y el vientre. Cabe destacar que esta especie es bastante similar en apariencia al autillo de Galápagos, pero se distingue por tener las cejas más prominentes y plumosas. Además, los autillos de Floreana tienen un canto muy particular, que consta de dos notas distintas: una larga y una corta.

Hábitat del autillo de Floreana

Como ya mencionamos, el autillo de Floreana es endémico de las Islas Galápagos, específicamente de la isla Floreana. Estas aves se encuentran generalmente en bosques de laurisilva y en áreas de matorral seco, donde encuentran refugio en los árboles y arbustos. A pesar de que la isla en la que habitan estos búhos es bastante pequeña, su población parece estar prosperando debido a la falta de depredadores y la fuerte protección ambiental. Según estudios recientes, se estima que la población de autillos de Floreana se encuentra en alrededor de mil individuos.

Comportamiento del autillo de Floreana

El autillo de Floreana es activo principalmente por la noche, lo que lo hace bastante difícil de observar para los turistas que visitan la isla. Es una especie arbórea y muy territorial, por lo que machos y hembras suelen defender su hogar y su pareja con ferocidad. Además de ser extremadamente protectores, los autillos de Floreana son aves muy curiosas. Se sabe que suelen acercarse a los humanos para observarlos de cerca, y en algunas ocasiones han llegado a posarse en la cabeza de personas desprevenidas.

Alimentación del autillo de Floreana

El autillo de Floreana es un depredador nocturno, que se alimenta principalmente de insectos, lombrices y pequeñas aves. También se ha observado que estos búhos pueden alimentarse de lagartijas, cangrejos y otros pequeños animales que habitan en la isla. A pesar de que su dieta puede parecer bastante variada, el autillo de Floreana es una especie vulnerable debido a la introducción de animales exóticos y la pérdida de su hábitat natural. Por ello, es importante continuar con los esfuerzos de conservación y protección de esta especie.

Conclusiones finales sobre el autillo de Floreana

En definitiva, el autillo de Floreana es una de las especies más fascinantes que habitan en las Islas Galápagos. Su apariencia y comportamiento únicos lo hacen digno de ser observado durante una visita a la isla Floreana. No obstante, como todo ser vivo en el planeta, el autillo de Floreana es una especie vulnerable y requiere de nuestra atención y cuidado para seguir prosperando en su hábitat natural. Esperamos que este artículo te haya permitido conocer un poco más acerca de esta hermosa especie de ave.